Carolina VicenteSer Madre es toda una aventura. En realidad nadie te explique bien, bien con qué te vas a encontrar, cómo va a ser la experiencia del parto, cómo va a ser esa personita que llevas esperando con tanta ilusión.

Estoy muy agradecida a Marimer, lo cierto es que no he podido tener una mejor acompañante antes, durante y después del parto. De hecho, creo que he tenido muchísima suerte por haberla conocido. Ella me ayudó a no tener miedo, a entender esas cosas técnicas "de médicos" que tanto me asustan, sobre todo cuando algo no va tan bien como debería.

Gracias Marimer por estar siempre ahí cuando lo necesitaba. Cuando Nico y Luca sean mayores, les contaré de esa Superdoctora que les ayudó a nacer sanos y salvos.

Carolina Vicente