taniaNuestra experiencia con la doctora Marimer es casi inexplicable, desde que en enero entramos por la puerta de su consulta todo ha sido especial. Durante los nueve meses de embarazo el trato y la profesionalidad de Marimer ha sido impecable, siempre dispuesta ha solventar nuestras dudas a calmar nuestros temores, su dulzura, su cariño, su pasión por su trabajo hacen de ella la mejor compañera en este dulce momento.. Hace 19 días nació nuestro primer hijo Leo, en una maravillosa e emocionante cesárea.. Mi miedo a entrar a un quirófano era latente.. A las 12 del 24/09 todos mis miedos desaparecieron cuando apareció Marimer con su sonrisa dispuesta a hacernos vivir el momento mas bonito de nuestras vidas, cuando mis nervios estaban a flor de piel allí estaba ella dándome la mano y tranquilizándome, a partir de hay me deje llevar y quince minutos después allí estaba nuestro bebe. Siempre he escuchado que las cesares son frías y poco emocionantes, pero creo que los momentos bonitos los hacen posibles las personas y Marimer es la mejor compañera en este dulce camino.. Nunca podremos agradecer con palabras todo lo que hemos vivido a su lado, sin ninguna duda volvería a repetir una y mil veces a su lado.. Para nosotros forma parte de nuestra familia. Gracias por ser como eres.

Tania Padrón