galajanangela

Quiero reflejar con esta imagen no lo que represento para mi tener a mis hijos con Marimer y su equipo, donde Pastora, Amanda y Susana ocupan un lugar muy especial también, sino el nivel profesional y humano de la Dra. Marimer.

Ella como se ve en esta imagen está a tu lado para todo, con todo y en todo momento, dejándose la piel, aportando todo su amor, conocimiento y respecto a la profesión. En momentos tan especiales como estos, sentirte en sus manos es garantía de que pase lo que pase ella estará allí, haciendo todo lo que este a su alcance. Gracias a ella he tenido dos hijos maravillosos. Respectó en todo momento mi decisión de parir por cesárea si era necesario, sin forzar "la naturalización del parto", sino garantizando al máximo de que mis hijos y yo estuviésemos bien durante y después de haber dado a luz. Para mí era importante seguir preservando aquello que me hace ser y sentir mujer y en ningún momento quise poner en riesgo mi vida sexual posterior al parto, por eso acepté de buen grato mis dos cesáreas. Quise medicalizar cuanto fuese necesario el proceso de parto para evitar al máximo el dolor y pude compartir todo esto con mi pareja en todo momento, y con un equipo que me hizo sentir "en casa".

El seguimiento posterior fue excelente por parte de todas, y como no, Marimer siempre estuvo ahí en los momentos duros y en los felices. Recuerdo su apoyo con la lactancia de mi primera hija, la cual no funcionó, y aporto respecto a mi decisión y cordura en los momentos donde yo estaba ofuscada. Así que en definitiva embarazarte, dar a luz y ser posteriormente madre con Marimer es tener la seguridad de que no estás sola y en unas grandes manos de amor, profesionalidad y ternura. Agradecimiento es poco, lo que siento es un profundo cariño y admiración por ti Marimer.

(Gala, Jan) y Angela